sábado, 18 de julio de 2009

.La entrega.


La última estación de tercera dimensión se llama “la entrega”, allí el “hágase Señor tu voluntad” debe convertirse en acción consciente. La tarea es aceptar todo lo que en cada momento nos traiga la vida. Esa entrega total no es un sacrificio, si comprendemos que no hay nada que perder, ni existe una mejor opción que estemos cancelando. La voluntad del Padre está respaldada por la perfección de un plan maestro, si confiamos en él, podremos vivir sin luchas, ni conflictos interiores, sumergidos placenteramente en las aguas tranquilas de nuestra propia paz.

Saber vivir es entonces disolver todo rechazo, y aprender a amar nuestro programa evolutivo. Eso incluye: aceptarnos a nosotros mismos y amar nuestro cuerpo con todas sus características. Aceptar a los demás como son, sin pretender cambiarlos, y reconocer en ellos a nuestros entrenadores, que trabajan para hacer de nosotros los campeones del amor en acción. Además es fundamental aceptar cada evento nuevo como parte del engranaje perfecto para el cumplimiento del plan divino.


H. Galvis

5 comentarios:

Silvia dijo...

Totalmente de acuerdo!!cuando vemos a todos y a todo como oportunidades para nuestra evolución todo se trasforma.La entrega al momento presente y a cada cosa del camino es de vital importancia y si además lo hacemos agradecidos y captamos el mensaje escondido empezamos a ver la mágia a nuestro alrededor!:)

Un abrazo!

Irene dijo...

deacuerdo con Silvia,también mi voluntad y la voluntad de Dios es lo mismo,
Besos

Helen Maran dijo...

feliz dia del amigo , amiga, mi blog cumple 40.000 visitas y hay premios para ti,te invito a visitarme, ebrazos de luz desde Israel.

Nuur dijo...

hola, he dedicado unas palabras en mi blog, hoy en el día de la amistad, a todos los que os considero compañeros de viaje.
Pasate: http:laluzseabrepaso.blogspot.com

J. Marcos B. dijo...

Muy buen blog...! Somos potenciales Divinos, a cada no le queda elegir si quiere ser o no SER. Entregarse es la clave. Volveré con más tiempo amiga, porque vi muchas cosas interesantes :)

Un gran abrazo zen.