miércoles, 5 de agosto de 2009

.Don de canalizar.















El don de la canalización es inherente a todo ser humano. Viven constantemente en contacto con Energías Superiores y aunque no lo sepan, crean o estén conscientes de ello, este vínculo queda plasmado en cualquiera de las acciones que llevan a cabo en vuestro diario vivir. La canalización es un don inherente al ser humano: El hombre se separó de la Fuente, y de esta manera cercenó la posibilidad de conocer el Universo y su propio Destino directamente de Ella.


Suelen sin saberlo conversar con vuestros Guías Espirituales. ¿Quién no se ha preguntado a sí mismo alguna vez y ha literalmente escuchado la respuesta? Esta pequeña voz que les muestra el camino y que suelen acallar, son vuestros Guías. Más de uno la ha atribuido a la voz de la conciencia, a la intuición o a uno mismo. Sin embargo, lo que esta voz les transmite es generalmente conocimiento que excede vuestra capacidad: Información espontánea y acertada sobre cómo deberían actuar o dejar de hacerlo en tal o cual situación, hasta temas muy específicos con los que no están familiarizados.

Quien suponga que puede canalizar, está en lo cierto. A ello hay que sumarle un acuerdo o contrato que se establece previo al nacimiento, que estipula los tiempos para acceder al Despertar.

Pero lo más importante es la intención. El verdadero deseo de entrar en contacto con estas Energías Superiores será lo que concrete el hecho de poder hacerlo.

Pronto está el tiempo en que cada uno de vosotros estará listo para recibir directamente en los corazones las palabras del Creador.

A lo largo del tiempo sólo unos pocos tuvieron la claridad de discernir sobre este don disponible para todo aquel de corazón sincero y sin prejuicios.

La música, las artes, la información del Cosmos, son todas de inspiración divina. Hoy día, cada vez más y más personas dicen canalizar. Estáis en un punto de inflexión importante para el hombre como raza. Los canales son prolíficos. No desdeñéis a aquel que dice beber directamente de la Fuente.

La información puede -al principio- estar teñida de sesgos propios de la personalidad y los miedos de quien canaliza. Puede provenir en parte de su estado inconsciente. Pero la mayor parte de la información disponible hoy día de esta manera, es verdaderamente canalizada.

El cuidado se debe tener especialmente en el tipo de entidad que se canaliza. Aquí está el "peligro" mayor. Muchos seres desencarnados están al acecho buscando vías para poder seguir expresando su opinión a través de la materia.

Por ello es tan importante la purificación de los cuerpos previo al momento de canalizar. El uso de simbología también es propicio. Con la práctica se integra el don y se vuelve de lo más natural.

No existe de quien se pueda decir que es canal exclusivo de tal o cual entidad. La afinidad vibratoria será la que defina qué entidad se canaliza.

Existen mensajes del Cosmos que necesitan ser dados a conocer. Se dispone de poco tiempo lineal -en el sentido en que vosotros utilizáis el tiempo- para volcar un caudal enorme de información que puede serles de utilidad al momento de elevar el estado de Conciencia.

Seres Intergalácticos, Extraterrestres, Intraterrenos, Guías Espirituales, Maestros Ascendidos, cada cual encontrará canal propicio en mentes abiertas y corazones bienintencionados.

La calidad de la información, su positivismo, su enseñanza, es lo que determina la identidad de la entidad canalizada.

Los Seres de Luz jamás dan noticias de desastres, o infunden pánico. La idea es que hombre sepa de una vez por todas que en su libre albedrío yace la decisión que marcará uno u otro destino a la Humanidad.

Si los mensajes son grotescos, si dan tiempos, si son excesivamente personales, si se involucran con asuntos de la materia, si no poseen una finalidad ulterior, si son demasiado interesados, pueden dar indicios de la calidad de la fuente emisora. Sólo el canalizador tendrá la posibilidad de discernir -a través de sus estados emocionales- qué tipo de entidad está canalizando.

Manténganse, todos vosotros, abiertos a la posibilidad de que cada uno en sí mismo puede llegar a encontrar las respuestas a todas las preguntas jamás formuladas. Todas vuestras necesidades serán satisfechas.

"El que busca encuentra"

Vuestros Guías buscan constantemente la manera de expresarse desde otro lado del velo, sin influir en vuestro libre albedrío. Podéis darles la posibilidad de que se manifiesten claramente, y esto se logra pidiéndoles que así lo hagan. De esta manera cuentan con el permiso necesario como para presentarse directamente a cada uno de vosotros, para impartirles la enseñanza adecuada al momento personal que cada uno esté atravesando.

La intención determina el grado de acercamiento del que cada uno podrá gozar.

Ninguna petición queda sin respuesta.

"Pide y se te dará"

Analía Martín

http://www.grupodeluz.com.a

4 comentarios:

Nuur dijo...

completamente de acuerdo, todos podemos ser canalizadores. Es más, muchas veces lo somos y no lo sabemos, lo atribuimos a nuestra propia mente.
Incluso cuando somos tercos y no escuchamos, nos mandan señales y mensajes por otros medios.

sky-walkyria dijo...

aceptar que somos mas de lo que aparentamos, una aventura luminosa


luz

Kreski dijo...

Será muy grato leerte. y si me lo permites... escucharte ya que ... colocas esas herramientas en tu blog.
Gracias !!

María Andrea Labat dijo...

Gracias amiga!!! es exactamente lo que intento transmitir!!
un abrazo desde el alma
Andrea