lunes, 19 de octubre de 2009

.Vivir en estado de calambre.


Cuando el ego es el centro de su ser, su conciencia y su vida emocional están en estado de "calambre". Ustedes están encogidos por miedo, y debido a esta posición, están constantemente a la defensiva. Cuando ustedes están en la etapa del ego, siempre experimentan carencia, necesidad de más. La base de sus pensamientos, sentimientos y acciones es un agujero negro, un vacío que nunca puede ser llenado completamente. A medida que ustedes desvían su conciencia de él, es un agujero de miedo, un lugar cubierto por sombras. En las sombras hay un vacío de cual son vagamente concientes, pero ustedes no quieren ir allí. En esta etapa, sus relaciones con Dios o Todo lo Que Es, está marcada por sentimientos de separación. Profundamente en su interior, se sienten solos y abandonados. Sienten como si fuesen un fragmento quebrado, sin significado, sin propósito. Y mientras ustedes ocultan su miedo a esto, solo lo experimenten indirectamente, como una sombra.

La gente se aterroriza de enfrentar el vacío interno con plena conciencia. Ellos se aterrorizan de encontrar la cabeza de su oscuridad interior e investigarla. Sin embargo, si ustedes no la enfrentan, todavía estará allí y necesitarán desarrollar estrategias para manejarlo, para hacer la vida soportable. La estrategia del ego siempre es tratar con el problema en la periferia, en lugar de hacerlo en el centro. El ego busca resolver el problema moviendo la conciencia hacia afuera. Trata de aliviar el dolor interno alimentándolos con energías externas. Las energías a las que particularmente se aficionan son reconocimiento, admiración, poder, atención, etc., de este modo el ego aparentemente crea una respuesta al anhelo profundo del alma por unidad, seguridad y amor.

Maestro Jesús

1 comentario:

Seg dijo...

volve que me estoy quedando sin comida
(?)

te amo