viernes, 14 de mayo de 2010

.Discapacidades, una forma diferente.



Hace muchos años trabajo con niños con distintas discapacidades, en mis cursos conviven todos los niños, entre ellos aquellos que nosotros llamamos con capacidades diferentes, aquellos a los que una sociedad, en algún momento remoto catalogó como “normales” y “no normales”.


Hace doce años que logro que aprendan niños ciegos, sordos, autistas, enanismos con retraso, síndromes raros, no conocidos, asperger, niños tristes, niños abandonados, niños enfermos, niños sanos.


TODOS NIÑOS.


Busqué mucho tiempo fórmula pedagógicas y psicológicas mágicas. La respuesta la tuve cuando la tuve para mi, es tan sencillo que aprendan.

Los miro y entro en ellos, ya que desde el amor, ellos me dejan entrar en su Ser profundo, y ahí no hay misterios, ahí somos puro amor.

No medicamentos, no terapias dolorosas y frustrantes, solo contactar con ellos desde ese lugar universal, ese lugar que abarca el Universo mismo, ese lugar que nace del recorrido a conciencia de uno mismo, la fuente de lenguaje único.

Entonces cuando en el aula están frente a mi, dejo que sus ojos entren en los míos, dejo que mis ojos entren en los de ellos, y el lenguaje del alma es Uno. Los miro y los dejo mirarme hasta que unifico mi energía con la de ellos, y entonces la Unidad me da las repuestas y actúo por mágica intuición con su guía, ellos me guían. Es raro para ustedes? Si, lo fue para mi, hasta que entendí como funcionaba la díada.

Conozco sobre Ausuble, Novak, Piaget, PNL, lateralidad, unificación de hemisferios, etc, etc, todo suma pero nada da el famoso rapport del que tanto se habla, el rapport lo da el espiritu humano al comando de la mente.

Así aprenden y son felices mis alumnos hace mucho, cada uno de ellos es un testigo viviente de la simbiosis álmica. Logros, todos. Verlos sentirse autoválidos, desetiquetados, capaces de, y aguantando la frustración como cada niño de este planeta, porque si pensamos salvaguardar a nuestros niños de las burlas, cargadas, golpes y demás pruebas humanas tan arcaicas como la vida, estamos tratándolos, ahí si, como discapacitados de la vida


Cada niño con alguna discapacidad nos enseña una sola lección

Trascender el cuerpo y la mente

Conectar alma a alma

No hay secretos, no es mágico, es lo natural,

Nosotros solo supimos contactarnos con los sentidos

Ahora ya tenemos otras fuentes de comunicación

La del alma, un paso más, no es la telepatía

Es mi alma en clara percepción de la tuya.

Por supuesto, solo puedo leerte a ti

Cuando me leí a mi.

Solo puedo sentirte a ti.

Cuando me sentí a mi.

Es el camino de regreso…


Prof. Lic. Bergonzi Claudia Maria

2 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Es fabulosa es manera de trabajar.
Los niños autístas son un gran homenaje para nuestros sentidos.
Ellos son profesores del amor, la imaginación y la intuición.
Despiertan en nosotros valores perdidos hace mucho tiempo.
Nosotros a cambio les damos el poder de transformarse.
Hoy en día esos niños nos sorprenden con capacidades de las que tiempo atrás, nada pensabamos podría hacer, siendo el amor la base para abrir esa puerta a nuwevas dimensiones.


Gracias.

Retroalimentacion del Ser dijo...

Gracias Olga por tus tan acertadas palabras, bendicones amiga