martes, 24 de mayo de 2016

.FANTASÍA, IMAGINACIÓN, HABILIDAD Y GOZO.



Hemos de dilucidar la importancia que llevan, dentro del contenido energético del aura de los seres, las ideas creativas.
Para poder acceder a crear primero hay que estimular las herramientas naturales del conocimiento interno y así ir llevando a cabo la aventura de experimentar la aparición o generación de expresiones de la voluntad.
Estas herramientas con que cuenta cada uno se encuentran actualmente en estado “latente” o dormido, de manera tal que no se las utiliza con asiduidad o se las mal utiliza, llevando esta energía hacia creaciones opuestas a las necesidades o bien, hacia las fronteras de la dramatización de las situaciones, en pos de lograr un resultado, pero obteniendo otro.
Esto sucede normalmente cuando una persona desea ser “atendida” y nutrida, y recurre a actitudes y pensamientos que no lo dignifican, sino que lo sumen en más derrota.
Para activar nuevamente los instrumentos de creatividad que todos poseen han de reconocer internamente que son específicamente dones otorgados por la Energía Suprema Universal en el propósito de ramificar su propia energía y llegar hasta las fronteras de todas las dimensiones.
La Fantasía, es un conjunto de imágenes y sonidos que crean un ambiente especial, en un determinado momento del individuo en que logra abstraerse de lo cotidiano. Puede ser algo que anhele, que tenga sentido en relación a su corriente de vida o que aparezca en términos de “escape”.
Lo que sea que haga que esto surja, comienza a activar una energía particular que estimula la producción de endorfinas y amplia una conexión hacia otro estado de consciencia.
Imaginación, ensoñación y visión interna son complementos de la anterior que llevan al individuo al desplazamiento hacia sus dones creativos, y a una ampliación de su percepción de la vida.
Las tres muestran un “viaje” hacia el paisaje del Alma que trae consigo una porción de esperanza al mundo, una ilusión de renovación de los cauces ya existentes. El Alma viene a sanar y a crear un nuevo camino, encarnación tras encarnación, a medida que va conectándose más y más con la Fuente Estelar. Lo que el Ego o Mente cotidiana cree que es Utopía, es lo que el Alma presenta como desafío al individuo, con el afán de expandir la creatividad en el plano terrestre.
Luego necesita activar su Habilidad para poner en marcha los preceptos del Alma y renovar así sus condiciones de vida, su salud, sus relaciones, su hábitat, y en última instancia, el planeta todo.
La Habilidad surge del corazón y la destreza del individuo, cuando éste es capaz de asociarse con sus propios anhelos y ponerlos en camino. Cuando deja sus sombras atrás: el miedo, la culpa, la vergüenza y la indisciplina.
Los adversarios del Alma creadora son la Automarginación y la Autocomplacencia, dos rasgos del dictamen de la Mente.
Finalmente, la Alegría y el Gozo son dos herramientas curativas y propias del ser en evolución, desestimadas y poco utilizadas para crear un aura de creatividad profunda. Su aparición en los momentos de emoción que son el producto de haber hallado una idea que moviliza el Ser como un todo, reavivan los resonantes internos del Alma que en otras vidas y en otros momentos de ésta, ha experimentado el gozo de crear algo nuevo y más sublime que “dar” a sus allegados, sean ellos de su entorno familiar, relacional, o planetario.
Por lo tanto, han de verificar en su interno cuáles son los conceptos que guardan en su corazón sobre estas herramientas sagradas del Alma para activar su Poder Creativo y restaurar aquello que ha quedado sumergido en el olvido y la falta de pasión por la vida. Dejen al “artista interno” que sueñe y practique, que vuelque sus deseos dentro de la Alquimia del Alma y el Ego, participen de la danza de la musicalidad del Universo, que les habla, que les llama, desde todas direcciones para invitarlos a Co-crear con el Soñador Universal.

Familia Estelar de Deneb

https://www.facebook.com/Semillas-Estelares-Cultura-Gal%C3%A1ctica-1012584618803695/