miércoles, 11 de marzo de 2009

.Y eso marcó la diferencia.


A la vuelta de mi misma, yo estaba

¿Pero cómo no me ví?

¿Qué me encegueció?

La intelectualidad

La mente

La desconexión del alma

El desamor

A la vuelta de mi misma, estamos

¿Pero cómo me ví?

No, solo me sentí

Eso marcó la diferencia

Claudia Maria 12/03/09

2 comentarios:

BeTina dijo...

Hola Claudia! me encantaría que pases por mi blog "sabores eternos", he dejado un regalito virtual para vos y tu maravilloso blog. La creatividad se respira en tu sitio!

Un abrazo desde acá cerquita... el mismo mar:
BeT

Víctor Manuel dijo...

Mi querida Claudia he leído con mucha atención el blog y no deja de causarme admiración los contenidos profundos que describes. Estás verdaderamente en el reino de las letras de nuestro tiempo, cada mensaje es un faros luminoso que señala el camino de las manifestaciones espirituales que necesitamos para construir nuestro templo interno, dotado con los mejores materiales, a fin de que sea sólido, hermoso y luminoso.

Posees los conocimientos de la alquimía en todos sus secretos; y has abierto la puerta de par en par de tu generosidad para esparcir el conocimiento porque los dioses te han otorgado dos estrellas para que le conduzcan a la gran Sabiduría, obsérvalas, siéntelas y sigue con constancia su claridad, porque en ella se encuentra la Sabiduría que todos necesitamos.

Me gustaría que visites mi blog El Universo de las Palabras:
http://argosdeibarra.blogspot.com/
alli encontraras temas que sé que te van a interesar.
Reitero mis felicitaciones

victormanuelguzman@yahoo.com